Signos que podrían indicar problemas con la lactancia materna

cuidados del bebé - Natalia Berrio

Ocasionalmente pueden surgir problemas relacionados con la lactancia materna, que pueden interferir en la adecuada nutrición de los bebés, por esto es importante identificar los signos de estas posibles fallas y si es necesario buscar ayuda.

1.Las sesiones de lactancia materna de tu bebé son muy breves o extremadamente largas

El hecho de que tu bebé se pegue la pecho por menos de 10 minutos los primeros meses de vida, es un signo llamativo por que los menores de 3 meses, por lo general hacen sesiones de lactancia más amplias, por tanto este hecho se puede interpretar como que el bebé no está extrayendo suficiente leche para estimular la producción de leche continua. Por otra parte, las sesiones que de manera consistente duran más de aproximadamente 50 minutos (efectivas de succión) , pueden indicar que tu bebé no está recibiendo suficiente leche debido a una succión ineficaz o a una baja producción de leche.

2.Tu bebé parece quedar con hambre después de la mayoría de las tomas

Si después de tomar el pecho, en los tiempos que el bebé no está pasando por brotes de crecimiento, notas que el  bebé queda intranquilo e irritable, es posible que no esté ingiriendo suficiente leche. Lo indicado es este caso es verificar agarre , posición al pecho y consultar con el pediatra para evaluar el peso de tu bebé.

3.Tu recién nacido con frecuencia se salta sesiones de lactancia materna o duerme durante toda la noche

Lo normal en un recién nacido es que haga tomas frecuente de leche materna, de dia o de noche. Tu bebé necesita tomar del pecho a libre demanda para aumentar de peso adecuadamente, según el patrón de crecimiento que tuvo al nacer.   Si tu recién nacido duerme más de cuatro horas durante la noche, despiértalo suavemente  y motívalo a amamantarse.

4. No escuchas que tu bebé está tragando frecuentemente después de que le baja la leche

Es probable que tu bebé trague ocasionalmente mientras empieza a alimentarse, pero, esta frecuencia debe aumentar mientras dura la sesión y vuelve a ser menos frecuente al final. Tragar es una excelente señal de que en realidad está ingiriendo leche y su ausencia debe indicar que es necesario que un pediatra o alguien de apoyo en la lactancia te asesore en el caso. (Sin embargo, recuerda, que es posible que no escuches a tu bebé tragar cuando está tomando pequeños sorbos de calostro durante los primeros días), también tener presente que hay momentos en que los bebés se pegan al pecho solo para estar en cercanía y en contacto con su madre, le llamamos succión no nutritiva, pero esta se da en los bebés tranquilos y no irritables. NO CONFUNDIR QUE NO TRAGUE CON SUCCIÓN NO NUTRITIVA , EL NO TRAGAR QUE EXPONGO ES CUANDO LA MAYORÍA DE VECES SE PEGA Y NO SE ESCUCHA QUE TRAGUE.

5. A las dos semanas de edad, tu bebé tiene bajo peso para su edad o no ha empezado a aumentar lo necesario por semana desde que le bajó la leche.

El aumento inadecuado de peso es uno de los más fuertes indicadores de que un bebé no está recibiendo suficiente leche.

6 .Después de siete días de vida, tu bebé tiene menos de seis pañales mojados y cuatro deposiciones al día, su orina es de color amarillo oscuro , o sus heces aún son oscuras en lugar de amarillas y el aspectos de su boca y labios son muy secos en lugar de húmedos .

Si tu o el pediatra están preocupados sobre la ingesta de leche del bebé, puede ser útil llevar un registro escrito de los pañales mojados  y de las evacuaciones del bebé durante los primeros días para asegurarse de que está progresando adecuadamente. Además observa el grado de humedad de su boca y labios, se observan secos?, lo ideal es que esten humedos en señal de hidratación.

7. Después de cinco días de vida, tu leche no ha bajado o no sientes que tus pechos se están llenando de leche.

Si se siente de esta manera, pide ayuda, para evaluar el agarre del bebé y como esta el proceso de succión.

8. Experimentas congestión severa de los senos.

Los pechos duros y dolorosos pueden impedir que tu bebé se agarre correctamente al pecho y los desmotivará a ambos de seguir con la lactancia materna. Probablemente necesitaras sacar la leche manualmente o con un extractor eléctrico hasta que tus pechos se suavicen un poco. La congestión severa de los senos o que no se alivia puede disminuir su producción de leche.

9. La llenura y dureza de tus pechos no disminuyen al final de alimentar a tu bebé.

Es posible que tu bebé no esté tomando suficiente leche o que esté succionando de manera ineficaz.

10.El dolor severo interfiere con la lactancia materna.

Si hay dolor , es posible que tu bebé no se está agarrando correctamente al pecho. El dolor severo en los pezones o agrietamiento significativo de los mismos que hace que amamantar sea muy doloroso, busca ayuda con un especialista en lactancia, para evaluar la causa del dolor y corregirlo. Es posible que necesites empezar a amamantar del lado que te duela menos o incluso realizarte extracciones hasta que tus pezones sanen. Tu asesor/a en lactancia o una voluntaria de La liga de la leche pueden mostrarte cómo hacer esto.

 

Adaptado de :

https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/breastfeeding/Paginas/Warning-Signs-of-Breastfeeding-Problems.aspx

Más información en:

https://www.bebesymas.com/lactancia/signos-que-podrian-indicar-que-el-bebe-no-recibe-suficiente-leche

¿Necesitas ayuda? Dejáme tus datos