Destete nocturno: sobre mi experiencia

Cuando creas que llegó el momento de destetar, hazlo con el mismo amor con el que empezó la lactancia por primera vez

Si hay algo que siempre me ha parecido complejo en la lactancia son las tomas nocturnas, dado que tenemos la concepción de que la noche como se escucha frecuentemente, se hizo para dormir, pero no es sino convertirnos en madres para entender que en el mejor de los casos pasarán meses antes de tener una noche de más de 5 horas continuas de sueño y en el panorama normal, pueden pasar hasta dos años o más sin que esto se de.

En esta nueva entrada , no hablaré sobre los aspectos teóricos del destete nocturno, quiero compartirles nuestra experiencia en la aventura de lograr un destete nocturno con Simón, mi hijo menor que actualmente tiene 22 meses, a veces compartir las experiencias es una buena manera de mostrar señales e ideas de como hacer algo o tomar referentes para aplicar en sus propios procesos y como esta comunidad ha crecido tanto, que rico que también vean un poco de mi a través de esta historia.

Antecedentes

Les cuento que por mi empleo anterior, durante mucho tiempo (enfermera clínica), desarrollé un sueño muy frágil, incluso en alguna etapa de mi vida debía tomar medicamentos para dormir, trabajaba mucho en turnos nocturnos antes de tener mis hijos y desde eso mi sueño había sido poco profundo y reparador, así que soy una persona que fácilmente se concentra en la noche, pero al otro dia, recibo la cuota de cansancio acumulada por no reponer esas valiosas horas nocturnas tampoco de dia, se los menciono porque la decisión de destetar a mi bebé en la noche tuvo que ver mucho con esto, el agotamiento físico, a pesar de saber teóricamente que con hacerlo no lograría que el duermiera toda la noche, el pensar en la posibilidad de pasar mejores noches, fué crucial para iniciar el proceso.

El colecho como aliado de la lactancia

Para iniciar, imagínense que siempre habíamos compartido un colecho maravilloso con Simón, dormíamos papá, mamá y bebé en la misma habitación, el primer mes Simón estuvo en un colecho adherido a nuestra cama y luego lo pusimos en mitad de los dos, lo que no solo favorecio la lactancia, si no que dormimos mejor y nos sentimos más descansados , en comparación con nuestro hijo mayor con el cual, el colecho duró 6 meses.

Los múltiples despertares nocturnos

A los 18 meses de Simón, sus despertares frecuentes y mi dificultad para volver a conciliar el sueño o quedarme dormida mientras la toma fueron aumentando dia a dia, entonces me puse a mirar cuantas veces se despertaba y conté unas 8 a 10 veces, casi todas desde las 12 de la noche hasta las 6 am, así que la dormida se puso más difícil aún. Por teoría, sé que destetar no es una medida para lograr conseguir un poco más de horas de sueño en un bebé, por que su sueño es inmaduro y lo más posible es que no lo logre en mucho tiempo, eso hay que tenerlo claro. Yo quise darme el chance de intentar, confieso que acostumbré a Simón a dormirse con mi pecho en su boca, esta lactancia me la he disfrutado un montón, entonces me encanta que se duerma así, aunque veo que tal vez hubiera podido enseñarle a dormir solito sin que yo fuera su objeto de apego.. pero así lo quise en su momento y no me arrepiento, ambos lo hemos disfrutado mucho, y es que sentir sus manitas tibias, acariciarlo ahí pegadito de mi, verle esa cara de plenitud en mi pecho no lo cambio por nada.

El inicio

Recuerdo que el 1° de septiembre era la fecha que había definido para iniciar el proceso, ya Simón llevaba durmiendo un mes en su habitación y cuando pedía teta yo iba y le daba, casi siempre amanecía con el. Para iniciar el destete, días antes empecé a prepararlo, diciéndole que la teta dormiría toda la noche y volvería a aparecer de día, con el sol. No solo se lo decía solo yo, también el papá, el hermanito y todos en la familia (abuela, tíos). Ese primer mes , cuando despertaba a las 12 de la noche , yo le daba teta, pero en los siguientes despertares, mi esposo era el que estaba con él , se metía en su cama cuna, lo abrazaba, lo arrullaba y lograba volverse a dormir en medio de las caricias de su papá, que si lloraba? si, algunas veces, por lo tanto garantizamos que siempre estuviera acompañado, validado y contenido en sus emociones, además, explicando verbalmente y con caricias que «mamá está cansada, la teti no se va del todo, solo dormirá en la noche y mañana de dia otra vez podrás disfrutarla (también leímos la teta cansada)», le señalamos la oscuridad de la noche y de dia señalando la luz de la ventana, momento de un nuevo encuentro. Así pasamos de 8 despertares a 4, y en el segundo mes, ya dejé de darle a las 12 de la noche, siempre el papá fué mi relevo y apoyo.

En octubre, cuando todo iba muy bien, Simon se enfermó, lo hospitalizaron 3 días en clínica y luego 5 dias en casa , así que todo nuestro plan se vino abajo. Obviamente lo pasamos nuevamente a dormir con nosotros para cuidarlo y vigilarlo más de cerca , y estando al lado mío, volvió a pedir teta y yo nunca se la negué.. así retrocedimos y el mes siguiente , en noviembre , volvimos a retomar . Clave : no se recomienda hacer un destete cuando hay otros cambios en la dinámica familiar.

Segundo intento

En diciembre, volvimos a empezar con la tarea, ya no lo hicimos parcial, si no que yo lo dormía en su habitación y al despertarse papá lo ayudaba a dormir, lo logramos en 3 días!! el niño de 20 meses, entendió, durmió muy tranquilo y de tirón toda la noche y todos felices, se despertaba con una sonrisa y yo le daba su teti como a las 6 am, duramos así como 20 dias, luego nos fuimos de vacaciones jajajaj y adivinen, otra vez con el cambio de ambiente empezó a llorar en la noche y yo por no despertar a los familiares, usé la maravillosa teti para que se durmiera y nuevamente nos fundimos en el más profundo amor jaja, como estaba de vacaciones yo ni cansada me sentía, además decía: ya dormí 20 días seguidos, ya puedo con todo jajaja.

Tercer intento

Llegó enero y otra vez empezamos a intentar volver a las rutinas que habíamos instaurado, lo logramos nuevamente pero Simón ingreso al jardín y se empezó a despertar nuevamente en la noche, seguro por todos los cambios que esto genera en su pequeño mundito, desde eso ha pasado un mes exactamente y en todo este mes, se despierta algunas veces por la noche, papá lo calma o yo ya también lo hago, no es fácil por que a mi me quiere quitar la blusa, intenta con fuerza buscar mi pecho, he soltado lágrima en algún momento y le he dado teti , pero también he aprendido que puede dormir de otras maneras, lo abrazo, lo mimo, lo arrullo, le explico que no hay teta y vuelve y se duerme.

Expectativas

Mi plan no es destetarlo de día también, no tengo ni idea de cuando será nuestro destete definitivo, somos felices con nuestros momentos de conexión a través de la lactancia, pero si necesito descansar más en la noche y a pesar de la teoría, en mi caso, hemos logrado disminuir los despertares y eso nos ha ayudado. Ha sido un destete nocturno, respetuoso, paulatino y totalmente amoroso.. 4 meses en intentos fallidos por otras situaciones y donde como mamá he acudido a su teta para calmarlo en las diversas situaciones, ahora llevamos 22 meses de una hermosa lactancia, que espero continuar de dia por mucho tiempo más y cuando lleve por los menos 1 mes sin dar teti en la noche espero contarles.

Así mis queridas mamás que lamento no haberles contado fórmulas mágicas por que en realidad no las hay, cada familia busca su bienestar y en el destete como en la propia lactancia cada caso es único, unos sencillos, otros más complejos, importante saber que debe ser respetuoso con mamá y bebé, por que ambos sufrimos un duelo por separación..y no es fácil.

En nuestro caso ha sido todo un proceso, pero todos estamos tranquilos y bueno, como les dije, por lo menos ya se despierta unas 2 veces y se duerme sin teta y otras veces sigue derecho toda la noche. Son dos situaciones diferentes, dormir toda la noche y hacer un destete nocturno . En ese sentido el destete guiado sería «más fácil» de lograr, a que un bebé duerma toda la noche por sus condiciones neurológicas y su proceso evolutivo.

Para tener en cuenta

El destete nocturno y en cualquier modalidad ojala pueda ser planeado, paulatino, ojalá después de los 18 meses y no antes del año, ya que en estas edades para los niños es más fácil entender lo que ocurre y la leche materna todo el primer año de vida es el alimento principal.

Planear un destete alrededor de los 2 años es un poco más complejo, los niños están en una etapa donde están descubriendo el mundo, algunos se irritan fácilmente al no poder expresar claramente lo que quieren o al no acceder rápidamente a sus deseos. Ante esto paciencia y mucho amor.

En cualquier proceso de destete, prima el respeto por el bebé, las condiciones de la mamá y ojala puedan vincular a otras personas en su ayuda. Si hay retrocesos es normal

No siempre se inicia a destetar de noche o de dia, cuando la mamá decide hacer un destete guiado debe informarse y decidir como hacerlo, de acuerdo a sus necesidades, si hay retrocesos, como todos los que acabo de contar, es normal o si deciden a la mitad del camino no hacerlo no lo hagan , en mi caso tengo las excusas de la enfermedad, del viaje, del ingreso al jardín , pero a lo mejor no estábamos preparados.

No crean que destetar de noche garantiza que sus bebés van a ser unos bellos durmientes, no quisiera defraudarlas, pero es la realidad. Algunos lo hacen, otros no y es totalmente normal, es la naturaleza del sueño infantil. ya decidir como se va a dormir sin darle teta será el plan que deben pensar.

otra experiencia: A mi hijo mayor lo destete en unas 5 semanas, totalmente respetuoso. y tenía 18 meses… espero contarles la historia completa algún día, cada experiencia es única, por eso no se comparen con nadie, su proceso es solo de ustedes y sus bebés, solo les digo que seguramente los despertares de recién nacido..ya habrán pasado y unido a todo lo demás esto también nos hacer ser muy poderosas!!, no se culpen, no somos mártires de la lactancia, si se sienten cansadas y creen que el destete es el camino háganlo de la mejor manera que ustedes lo consideren. La lactancia es para el disfrute de ambos.

Recuerden dejarme sus comentarios aqui o en Instagram , les dejo links de interés y para mejor compresión les sugiero leer los dos blogs anteriores que hablan sobre destete.

Textos de apoyo

https://www.bebesymas.com/consejos/el-destete-nocturno-nueve-consejos-para-hacerlo-de-forma-respetuosa

https://www.guiainfantil.com/alimentacion/bebes/destete-nocturno-satisfactorio-para-la-madre-y-respetuoso-con-el-bebe/

https://www.criarconsentidocomun.com/destete-nocturno-carino-mama-esta-cansada/

https://www.maternidadcontinuum.com/2019/05/destete-nocturno/

Claves para un destete respetuoso

¿Destete respetuoso? si, el destete es el final de una conexión muy estrecha entre mamá y bebé dada a través de la lactancia, la cual constituye uno de los mayores vínculos iniciales que podemos tener con nuestros hijos, por tanto el final debe ser tan amoroso y respetuoso como todo el proceso de dar vida a través del alimento materno.

Para iniciar, es bueno saber que existen diferentes tipos de destete: destete abrupto, destete guiado por la madre (parcial o definitivo) y destete natural. El abrupto se da cuando existe alguna condición inesperada que impide continuar con la lactancia, ojalá no ocurriera ya que suele ser doloroso para mamá y bebé, pero hay casos en que lamentablemente se da así. Sus causas, generalmente están relacionadas con algunas condiciones o situaciones que llevan a una separación inesperada de mamá y bebé. (ejemplos: viaje no planeado, accidente, uso de algún medicamento de riesgo etc).

El destete natural es cuando el niño, en un proceso natural empieza a dejar de mamar voluntariamente , sin planear deja de hacerlo, ocurre entre los 3 y 4 años , pero hay literatura que menciona que se puede dar alrededor de los 7 años.

El destete guiado por la madre, es el que se hace en el momento que la mamá lo decida, (obviamente contando con el bebé), si ser abrupto, sin esperar el natural y teniendo en cuenta que este puede ser parcial o definitivo. Para empezar, es fundamental que la mamá hable con el bebé, le comunique sus pensamientos y planes, si, los bebés entienden y mucho más de lo que pensamos, por eso lo primordial será hablar con los actores principales de la historia, antes de dar el segundo paso.

Consejo: «Nada de decirles estas grande para que sigas tomando teta» o » los niños de tu edad ya no toman teta», más bien decir la verdad, no debemos escatimar en referirnos a nuestros hijos con respeto y siendo honestos con ellos en todo momento, además, tener muy presente no iniciar un proceso de destete a la par con otros cambios para el bebé ( ingreso al colegio, ingreso al trabajo,cambio de casa, viajes, enfermedad, etc) . Un solo cambio a la vez.

Sin más preámbulos ¿Cómo empezar?, se aconseja ir disminuyendo tomas, en primera instancia las que consideren de más fácil manejo con sus bebés e ir con el paso de los días avanzando. Hacerlo lento, sin afán y siendo conscientes del proceso de mamá y bebé, se están separando, hay un duelo y es triste para ambos, para lograrlo existen algunas claves que son usadas en la mayoría de los casos en bebés mayores de 1 año.

No ofrecer   No Negar    Sustituir   Aplazar

No ofrecer, pareciera muy fácil pero la mayoría de madres que amamantamos, sabemos que la teta no es solo alimento, entonces estamos muy familiarizadas con ofrecerles pecho frecuentemente y sobretodo para calmarlos, dormirlos o simplemente queremos darnos una muestra de amor. La idea en un proceso de destete, es evitar ofrecer la teta y tal vez cambiar esto por otra muestra de cariño, un beso , un abrazo o lo que la creatividad nos permita.

No negar, si el bebé pide dale y si es muy frecuente la solicitud, puedes echar mano de las próximas dos claves.

Sustituir, si el bebé pide, cambiar el momento de la toma por otra actividad que le llame la atención: «quieres comer fruta», «que tal un vaso de leche/ agua», «vamos a tomar una merienda» , ¿quisieras jugar con la pelota? , si bien la teta es incomparable con estas situaciones, podrían servirnos en algunos casos.

Aplazar, Ante la solicitud del bebé mencionar frases como: más tardecito te doy, o cuando llegue papá del trabajo será la hora de tu teti, o usando el dia y la noche, ej: cuando salga el sol tomaras tu teti, o en la noche será nuestra hora de teti. Así se van saltando algunas tomas, las madres en general identifican cuales son esas tomas más necesarias para el bebé y serán las últimas del proceso.

A parte de estas claves, también hay algunos métodos que han resultado ser efectivos e incluso lo he puesto en práctica con algunas de las familias que he acompañado en estos procesos .

Método calendario: consiste en hacer un calendario en compañía de tu bebé e ir señalando días en que hay teti, se pueden señalar con caritas felices, solecitos, flores.. lo que más les agrade, también se puede simplemente tachar con un lápiz las fechas.. hoy hay teti, mañana no, hoy si, dos dias no y así sucesivamente, dejar que los niños interactúen y sean ellos los que confirmen si hay o no teta. Confieso que este método lo usé con mi hijo mayor a sus 18 meses y el destete en ese momento me pareció muy sencillo, claro está que él también tomaba biberón con fórmula, entonces imagino que allí tal vez compenso un poco la falta de teta, él lo comprendió perfectamente y al despertarse lo primero que veía era si era el dia de teti o no, luego les contaré mi historia del primer destete.

Método papá : Mamá dió teta, papá desteta!! parece que funciona en muchos casos, el bebé pide teta, y el papá lo distrae, juega con él y puede ser quien consuele en las noches cuando se decidió no dar teta. Es muy indicado sobre todo desde que el papá este muy vinculado con su bebé y en todo el proceso , un papá paciente y amoroso podrá saber como acompañar a su bebé de la mejor manera y será de gran apoyo a la mamá, sería entonces una tarea de 3 que bien valdría la pena intentar. Este método lo estoy aplicando en el destete nocturno con Simon y ha funcionado , además siento un airecito por que ahora papá es el del trasnocho!

Hay un cuento que acompaña muchos destetes nocturnos, se llama la teta cansada, es un hit para leerles a los niños todas las noches , pueden verlo en el siguiente enlace. http://amarylactar.com/wp-content/uploads/2017/10/La-Teta-cansada_Montserrat-Reverte.pdf

Últimos apuntes:

-Las prácticas como aplicar ají, poner cintas, irte de viaje sin despedirte del bebé no son para nada amigables con tu pequeño, evítalas.

-Si has probado diferentes métodos para el destete y ninguno funciona, quizás sea que no es el momento.

-Si deseas destetar y consideras que ya la lactancia debe terminar, hazlo muy bien informada, si ya iniciaste el destete pero te diste cuenta que no quieres hacerlo, no te preocupes, suspende y dejalo para despúes , tarde o temprano lo puedes lograr.

-Tus pechos: debes estar muy atenta. si el destete es progresivo, la producción irá disminuyendo, si sientes congestión solo extraete para mejorarlo y que no vaya a ocurrir una mastitis, más no para dejar el pecho vacío y evitar aumento de la producción, con los días todo se regulará.

Enlaces recomendados:

https://www.bebesymas.com/lactancia/los-seis-consejos-para-destetar-a-tu-bebe-que-nunca-deberias-seguir

http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-4-cuando-los-ninos-crecen/el-destete/

Próxima entrada mi experiencia con el destete nocturno, si te gustó este blog déjame tus comentarios aqui o en instagram.

 

 

3 Cosas que hay que saber antes del Destete

Empezando mi segunda maternidad

Hoy les quiero escribir sobre algunos datos importantes antes de tomar la decisión de destetar a nuestros bebés.

1. EL FINAL LO DECIDEN MAMÁ Y BEBÉ

La Organización Mundial de la Salud -OMS- Recomienda lactancia materna exclusiva los primeros 6 meses de vida y con alimentación complementaria hasta los 2 años o más, una meta a la que muchas quisiéramos llegar , pero las fuerzas, el ánimo, los factores externos, las ganas, se pueden ir agotando en cualquier momento y es totalmente válido!. Por lo tanto, en realidad no hay tiempo, ni teoría, ni persona que le deba decir a una madre, hasta cuando debe amamantar, esa decisión solo le compete a mamá y bebé, como la lactancia es un asunto de dos, funciona muy bien cuando los dos están cómodos y a gusto.

Como en toda diada es sabido, que habrán dificultades y negociaciones, pero cuando llega la hora del destete, no el natural, si no el guiado, es por que generalmente las madres son las que reconocen o manifiestan que no están disfrutando igual, que se sienten agotadas o por alguna razón argumentan que aunque todo haya sido maravilloso, llegó el momento del final. En este orden de ideas, la respuesta a la pregunta ¿a qué edad es mejor destetar?, es que no hay edad fija, por que depende de muchas variables y particularidades de cada mamá y bebé.

2. EL BEBÉ NO SE DESTETA SOLO ANTES DEL AÑO

Teóricamente un bebé que haya recibido lactancia materna exclusiva, y que haya conseguido una buena estabilización en su lactancia, no se desteta solo antes del año de vida y para lograr un destete natural, es decir donde el bebé sea el que decida no volver a pegarse del pecho, hay que tener claro que algunas fuentes describen que este se dará entre los 3 y 4 años de vida, mientras otros mencionan que ocurre alrededor de los 7 años. En este punto es importante que sepan que la leche materna sigue siendo el alimento principal todo el primer año de vida, los otros alimentos complementan la leche materna, no al contrario.

Con estos datos, muchas mamás pensaran: ¿y entonces cuando desteto a mi bebé? la respuesta es, lo disfrutan aún? Se sienten cómodos? , si la respuesta es sí. Seguramente no es el momento .

3. HAY SITUACIONES COMUNES QUE AUNQUE SE PIENSE QUE HAY QUE DESTETAR, NO ES NECESARIO HACERLO.

Es que tengo que viajar y/o trabajar y debo destetar: no es necesario, pueden hacerse extracciones en su viaje o en el trabajo para mantener la producción, y a su bebé quien lo cuide puede darle su leche extraída del banco de leche casero con un método amigable con la lactancia como son el vaso, la cuchara, o en su defecto biberón con método Kassing. Ver método en el siguiente link https://www.youtube.com/watch?v=1NQSiXi91Qw Amamantar y trabajar es posible!

Le están saliendo los dientes y me muerde: es doloroso,  lo que hay que hacer es enseñarle al bebé que eso duele y mamá no podrá amamantarlo así, lo entenderá. Se supera y pueden seguir amamantando.

No come otras cosas y solo quiere teta : hay que revisar el proceso de introducción de los alimentos, exponerlos a variedad de texturas, sabores, olores, permitirles tocar  y que disfruten con ustedes en las mismas horas de alimentarse. Puede ser complejo pero apenas superado, logran continuar con su lactancia sin problemas.

Me van hacer un procedimiento médico y debo hacerlo: la mayoría de los medicamentos son compatibles con la lactancia, no hay que destetar por procedimientos médicos, hay que buscar información, lastimosamente muchos profesionales de la salud, no están actualizados y dan recomendaciones como esta.

Todas las dudas de compatibilidades de medicamentos las pueden ver en http://www.e-lactancia.org/

Soy muy feliz amamantando pero : El bebé se va a volver dependiente, falso, la lactancia materna no es solo alimento, un niño amamantado es un niño emocionalmente contenido, amoroso, no tiene nada que ver su «independencia» con la lactancia.

Soy feliz amamantando pero...la leche materna a esta edad no lo nutre. falso, la leche materna continúa siendo muy nutritiva por todo el tiempo que se dure amamantando. NUnca se vuelve agua, se puede modificar en cantidad y tipo de nutrientes , pero siempre será la mejor opción para cada bebé.

Si piensan :

Soy feliz amamantando pero..Se me acabó el banco de leche/ no me puedo volver a extraer, pero no duermo bien, me siento agotada, probablemente, no hay que hacer un destete definitivo, si no buscar la solución a las diferentes situaciones que se pueden presentar , en algunos casos con organizar un poco los hábitos de sueño, mejorar el tema las extracciones o simplemente despejar un rato la mente, descansar.. puede hacer que piensen de otra manera y no destetar.

A lo que me refiero con todo lo mencionado hasta aquí , es que si estamos felices amamantando podemos seguir haciéndolo hasta cuando queramos, pero si sentimos que es una carga, que no queremos o nos nace buscar soluciones o las buscamos y no son efectivas, o tal vez tenemos situaciones tan complejas que es mejor destetar o simplemente, en definitiva ya no los disfrutamos , o el cansancio agobia… en ese sentido todas las situaciones anteriores podrían ser válidas de acuerdo a la percepción de cada madre, pero para el bebé tal vez no sea lo mejor y por eso es tan necesario hacerlo de una manera respetuosa y amorosa para ambos, por que será una separación de un lazo que se transformará, no terminará nunca.. En estos casos aplica: es mejor tener un buen final que continuar con otros sentimientos, con culpas o queriendo y añorando otras cosas.

Próximo blog:. Claves para un destete amoroso y respetuoso. Déjame tus comentarios sobre este texto , aquí o en Instagram!.

Links relacionados

http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-4-cuando-los-ninos-crecen/el-destete/

¿Hasta qué edad es adecuado alimentar al bebé solo con leche materna?https://www.who.int/features/qa/21/es/

DESTETE : ¿Cómo ha sido tu lactancia?

Simón y yo a los 20 meses de lactancia

PARTE 1. Para hablar de destete primero debemos hablar de la lactancia, reconocer como ha sido, que logramos con ella, que sentimos por nuestros bebés a través de ella, reconocer como cambia esa mirada de mamá y de mujer después de haber amamantado. Porque no, no es lo mismo dar teta a ofrecer fórmula, y no quiero entrar en polémica, no somos más o mejores mamás las que elegimos o pudimos amamantar, pero si hay diferencias entre ambas maneras de alimentar. Solo eso, es diferente, las madres que han lactado o aún lo hacen saben a que me refiero. Tampoco estoy hablando de exclusividad, aún las mujeres que hayan amamantado por corto tiempo, saben a que me refiero.

Camino hacia el destete

La lactancia supone retos, desvelos y en algunos momentos puede tornarse muy demandante, pero permite que las mujeres incluso nos sintamos más seguras, nos llena de confianza. Haber amamantado exclusivamente durante 6 meses en una sociedad donde siempre nos están diciendo “tu leche no sirve”, “tu leche no lo llena”, “tu leche no lo ayudará a crecer”, o donde nos miran raro porque damos teta en cualquier parte, porque según los otros “no tenemos pudor” … nos demuestra que el tema de amamantar es muy diferente a usar un biberón, simplemente el bibe, se volvió lo común y lo que nosotras hacemos lo antinatural, cuando es lo contrario.

Recordar como inició la lactancia

Amamantar en una sociedad como la nuestra, déjenme decirles que es todo un triunfo. (no debería ser, debería ser lo normal).  Y hacerlo, parece que fuera en contra de todo. Más aún, muchas mujeres lo logran sin ayuda, solo con su fiel convicción y confianza en lo natural. Por eso, me parece que antes de hablar de destete, cada mujer, cada pareja y cada diada de mamá y bebé deben darse el espacio de reconocer como fue su lactancia, que lograron, que cambiaron en su visión ante la vida, ante la sociedad. ¡Hay que reconocer las bondades de nuestro cuerpo, agradecer!!  las que quieran a un ser supremo, al universo o simplemente a cada organismo el haber proporcionado alimento para nuestros hijos, alimento natural … el mejor.

¿Cómo hacerlo? pueden haber muchas formas, es cuestión de creatividad, usualmente recomiendo a las madres que acompaño en sus procesos de destete que se miren al espejo, observen su cuerpo, sus senos.. y hablen consigo mismas, se vale por ejemplo poner aromas, velitas, hacer casi un ritual, un ritual para ustedes, se lo merecen. También recomiendo un espacio de diálogo entre la pareja, hablen con su compañero, esposo o esa persona significativa que estuvo allí apoyándolas en su lactancia, tú y tu hijo son los protagonistas, pero es muy valiosa esa mirada externa ..pregunta que han visto en ti, da la oportunidad a que se expresen e incluso te darás cuenta de cosas maravillosas que has logrado, a veces las mujeres nos exigimos tanto y no nos damos cuenta de lo mucho que hacemos, sin duda nos faltan espacios de reconocimiento.

Dialoga con tu bebé

Luego lo más importante: habla con tu bebé cuéntale porque decidiste amamantarlo, recuerda con él momentos de teta, todos esos momentos que han superado juntos, recuerda el inicio… ¿cómo fué? ¿difícil? ¿hubo lágrimas?, ¿dolor? ¿fué lindo desde el comienzo?, superaron dudas? ¿miedos?, superaron los brotes de crecimiento, como fueron esas noches en vela, las caricias, la primera vez que te tocó el cabello, la conexión mirándote a los ojos, sus manitas calientes en la noche acariciándote, las aperturas de la blusa ante todo el mundo jajja, la calma que le da solo tu regazo en los mejores y peores momentos, la facilidad de salir solo con sus pañales, ropa de cambio y nada más que la teta para proporcionarle amor y seguridad, el ingreso al trabajo, las huelgas de lactancia, el miedo, las dudas de que no quisiera más teta, los momentos de separación..

Tanto hay que recordar que no sería justo para ninguno empezar hablar de destete sin darse ese espacio. Tómense muchas fotos, todas las que puedan amamantando, no olviden la mirada de sus bebés en ese momento donde ustedes son todo para ellos, recuerden todo su proceso, solo así, podrán empezar a pensar en hacer un destete amoroso y respetuoso.

¿qué tal les parece darse este espacio?

Próximas entradas

Destete : Lo que hay que saber antes de hacerlo. (Parte 2)

Claves para un destete amoroso y respetuoso (Parte 3)

Destete nocturno : mi experiencia personal (Parte 4)

¿Regreso al trabajo?

Esta pregunta está constantemente en la mente de una madre trabajadora en el posparto, como si fuera fácil el posparto, también hay quienes le sumamos más cosas con estos cuestionamientos. Aún recuerdo el ingreso laboral después de la licencia de maternidad con mi primer hijo, la institución en la que trabajaba fue comprada por otra empresa y yo no sólo me enfrentaba a tomar la decisión de si regreso o no, sino que además pensaba, ¿será que me contratarán o no? y me movía en dos pensamientos: “quiero seguir siendo una mamá trabajadora y seguir disfrutando de mi profesión” y “que pesar dejar a mi bebé tan pequeño donde más necesita de mí”… pero, y si me quedo en casa, será que después si encuentro trabajo? Porque no me gustaría quedarme sin trabajar siempre… jajaja no sé si todas pasan por lo mismo, pero se me volvía un lío el tema y (¡después me di cuenta que no es solo cuando están pequeños que más necesitan de mamá, es en todo momento!!).

Mi experiencia

Hoy les quiero hablar sobre mi experiencia y la quiero compartir porque he pasado por todos los estados de una madre que nunca ha abandonado su rol y que sigue siendo profesional.  Reingresé a trabajar a los 6 meses de mi primer hijo, salía de la casa literal con la lágrima en el ojo, a mi bebé lo cuidaba mi mamá, para mí era una gran bendición. Aclaro que mi esposo siempre me decía lo que tu decidas está bien, tienes todo mi apoyo, entonces decidí irme a trabajar en jornada completa cuando mi hijo tenía 6 meses. ¿Y eso está mal? NO, aunque en muchas partes leía, lo mejor que puedes hacer es quedarte en casa con tu hijo, yo no podía procesar eso (yo, en mi individualidad no, partan que mi primer trabajo fue empacando mercados en el éxito a los 16 años) no porque mis padres me lo dijeran, desde que tengo uso de razón vendía cosas y salir, ver otras personas, generar mis propios ingresos ha sido y será parte de mí, creo que, por siempre, además soy muy sociable, me encanta conocer personas nuevas y conversar mucho, el trabajo me permite eso).

A los 6 meses de mi bebé me fui, al parecer muy valiente, pero aún recuerdo subirme al carro en dirección al trabajo muy triste por que el apego que tenía con mi bebé era del otro mundo, pero yo pensaba que me iba a adaptar. A Juan lo cuidaba mi mamá y eso me daba tranquilidad, en el trabajo me extraída la leche y eso me acercaba a él. NO FUI FELIZ, ni superé en ningún momento estar tantas horas sin él, llegaba a las 6 pm a la casa, a bañarlo, darle la comida y acostarlo. El pan de cada día de muchas madres, a las que admiro y me parecen que hacen una labor increíble, porque muchas aprenden a manejar a la perfección estos dos roles. Yo en cambio, aunque estaba en el cargo y la posición que había añorado por años. NO ERA FELIZ y eso era lo más importante.

La renuncia

Renuncie cuando mi bebé tenía 10 meses. ¡Y me dediqué exclusivamente a sus cuidados y al hogar, pensaba, ahora sí esto es lo mío!, nos disfrutamos demasiado, como que nos desquitamos de los 4 meses de trabajo, lo llevaba a todas las clases, los parques, en fin, pasábamos delicioso, pero siempre había algo de nostalgia en mí cuando pensaba en mi profesión que tanto amo. Así que a los 6 meses de estar en casa, para mí que estaba acostumbrada a trabajar desde tan joven, todo empezó a hacerme falta y decidí emprender la búsqueda de un trabajo de medio tiempo, a pesar de esos comentarios: medio tiempo es medio tiempo en la casa y medio tiempo en el trabajo.

Les confieso que en mi caso no pasó y me pude acomodar a la situación y encontrar el balance justo que quería. Con ese medio tiempo nos organizamos muy bien y así estuve 4 años, disfrutando de mi hijo, sus avances y trabajando como me gustaba, además de otras cosas muy valiosas en la vida. Quedé embarazada de Simón, vino el emprendimiento actual y me convirtió el medio tiempo laboral en tiempo completo, así que debí tomar decisiones y me quedé siendo mi propio jefe.  Tengo muchos retos cada día y cada semana, pero siempre tratando de ordenar más el tiempo sabiendo que ambas cosas me hacen feliz y me interesa ser feliz porque siéndolo soy mejor persona, mamá y profesional.

A este punto quería llegar.

Regresar o no al trabajo es una decisión muy personal o a veces no se puede decidir, hay que hacerlo. Por lo tanto, les dejo estos consejos:

Si decides salir a trabajar pudiéndote quedar en casa, no está mal, define momentos claves para acompañar a tu hijo, apostándole al tiempo de calidad, se feliz. No critiques a quienes no lo hacen.

Si debes salir a trabajar porque es una necesidad en tu hogar, hazlo con todo el amor, busca estrategias para que ambos se adapten al proceso, puede que no sea fácil al principio, pero como todo, llega el día en que se equilibra la situación y cada día el momento más emocionante será su reencuentro, ofrece tiempo de calidad y eso te hará feliz, si eso no pasa, busca maneras de sustento diferente, lánzate! no estás loca, no pongas en riesgo tu estabilidad laboral, pero emprender también puede ser una opción que te haga feliz.

Si decides quedarte en casa, se feliz, hazlo con todo el amor, disfruta a tu hijo, no te juzgues ni juzgues a quienes no lo hacen.

Y si la confusión es mucha, ensayen, lo peor que puede pasar es que te llenes de experiencias que te hagan ser cada día mejor mamá, mujer y profesional. ¿Quién ha dicho que no se pueden todas juntas o sólo una o dos y ser felices? ¡No piensen en la maternidad perfecta porque no existe, solo existen mamás reales y sus hijos ante todo necesitan mamás felices.

 

No siempre el inicio de la lactancia es fácil

Hoy los protagonistas de esta historia de lactancia son Jerónimo y sus
padres, Diana y Andrés (ambos profesionales de la salud). Esta historia en especial la escribo yo, por petición y autorización de la madre quien a través de ella desea dar ánimo y una voz de aliento a todas esas mujeres que desean amamantar y que tal vez no han tenido el mejor de lo inicios, pero con perseverancia y amor, se puede lograr.

La llamada

Recuerdo muy bien la primera vez que hablé con Diana, era un domingo en la mañana, me contactó por recomendación de la Dra. Juana Orrego (ginecóloga), a través del teléfono pude detectar un tono de voz que apenas dejaba entender lo angustiada y preocupada que estaba por su lactancia, pues su bebé de 20 días, no se alimentaba directamente del pecho, su alimentación siempre había sido lactancia materna exclusiva a través de pezonera, pezonera con sonda, chupo y biberón. El bebé  estaba en terapias por que «no succionaba bien», además había estado 9 días en UCI alimentándose solo con biberón; Varios factores de riesgo para que este pequeñín tuviera rechazo al pecho y ella como muchas madres quisiera tener una lactancia sin interferencias. 

De entrada para mi era un reto profesional, la mamá me dijo: quiero darme una última oportunidad, por que estoy que tiro la toalla!, ambos padres con real convicción de lo que querían hacer, ya habían hecho el intento con otros resultados positivos mediante dos asesorías de lactancia previas, pero lograr que su bebé se pegara directamente al pecho como es natural, no se había logrado. 

Nuestro encuentro

Mi cita más próxima era para el día miércoles, así que en ese primer encuentro, luego de felicitar a Diana, por querer darse esta nueva oportunidad y por que a pesar de sus inconvenientes, su hijo nunca había recibido leche de fórmula. Recuerdo entonces cuando le dije, vamos a pegar el bebé al pecho, su cara se transformó, la angustia y sus exclamaciones en contra,  no se hicieron esperar. NO!! es que el no se pega, es que el llora y se desespera, es que se pone muy irritable ..no era para menos, eso era lo que había vivido en su lactancia. Traté de darle seguridad y confianza,  era necesario hacerlo para poder determinar, cuál sería  nuestro objetivo y como lo íbamos a lograr.

Sorpresa! El bebé se pegó al pecho.. lo hizo  por unos cortos minutos, pero fueron suficientes para observar dos cosas muy importantes, absolutamente necesarias para lograr la meta: 1. una mamá totalmente enamorada y vinculada efectivamente con su bebé y 2. Un bebé disfrutando del contacto directo de su mamá…succionando y deglutiendo, esas gotas de amor tibio.  Aquí había mucho por hacer, fácil o difícil, la verdad no me preocupaba, pero ambas, con el apoyo incondicional del papá,  nos embarcamos en el camino de hacer que Jero después de 20 días  prefiríera su pecho sin nada de elementos adicionales. Ese día vimos, como ofrecer su leche extraída mediante una sonda pegada a su pecho, también vimos métodos como la cuchara , el vasito y dedo jeringa ..todo un abanico de posibilidades diferentes al biberón. La idea era lograr que el bebé se pegara al pecho, así que eliminamos el método que más barreras podría causar para lograr ese objetivo.  La succión de Jerónimo, era más que perfecta, incluso dudamos de ese diagnóstico que había tenido previamente.  

LLegan las dudas

Al segundo día… la primera llamada que recibí fue de Diana, habían pasado una noche difícil, bebé intranquilo, no quería succionar el pecho, no quería sonda, mamá refiriendo que los otros métodos eran difíciles.. papá dijo que si esto sería así. Lo mejor era dar fórmula. 
Yo los entendí perfectamente y el apoyo emocional e incondicional sin límite, fué clave para sobrellevar ese primer día de angustia..yo internamente me preguntaba, ¿será que si lo logramos?.

Luego de esa llamada, le propuse a la mamá contactarla con otra madre que había pasado por una situación similar , Adriana, a quien acompañé meses atrás y tuvimos, luego de un mes, un caso muy exitoso. Ella fué también clave en este proceso y le agradezco infinitamente haber abierto su corazón para contar su experiencia y ayudarme a empoderar a Diana, que estaba totalmente segura de lo que quería hacer pero, flaqueaba en algunos momentos pensando que posiblemente que no lo lograríamos.

Nuevos intentos

Diana y su bebé, tuvieron varios días de intentos, cada vez más positivos de tomar su pecho, el contacto piel a piel fué lo máximo, apróximadamente a los 5 días  y con frecuente apoyo telefónico, de empoderar y ver lo positivo de la situación volví a verlos , confieso que fuí demasiado feliz !! Jero ya se pegaba completamente del pecho de su mamá, esa cara de ella no se me olvida, pude observar una sesión de unos 15 min de lactancia directa, el bebé plácido…los que amamos la lactancia se podrán imaginar la emoción y la felicidad del momento. Ojos aguados de ambas.

Dediqué parte de esta asesoría a hablar de otras aspectos amigos de la lactancia, crianza con amor, colecho seguro, porteo, los beneficios del piel a piel etc…salí feliz de ver que en tan poco tiempo habíamos recuperado a Jero en el regazo de su mamá, seguimos siempre en  contacto telefónico, recuperando la seguridad y confianza, que mal o bien, se van perdiendo en algunas situaciones. Diana presentó congestión mamaria al iniciar Jerónimo con su succión vigorosa y sus pechos a captar el mensaje de aumentar producción urgente!, pero esto se superó.. los consejos que Juana le dió, fueron ideales para lograrlo.

Fuí una tercera vez, encontré a una pareja con más confianza, tranquilos, dejándose llevar, me encantó ver que sus niveles de angustia iban disminuyendo, el bebé conectado con su mamá al 100%, ajustamos temas del agarre, vimos otros aspectos básicos en esta nueva etapa de la lactancia .. la natural y también, para completar detecté un Síndrome de Raynaud en su pecho izquierdo, pero bueno, ya entre tanto, algo más, sería fácil de manejar (jajaja).

Duró poco la felicidad

La felicidad no fue mucha, (para la mamá), los demás confiabamos en el proceso y sabíamos que se cumplirian las metas. Esa semana,  Jero..tenía control con la pediatra y resulta que no había ganado buen peso respecto al último control, así que obviamente el plan de hacerlo comer del pecho directamente se veía en la cuerda floja, la mamá nuevamente con dudas sobre si eso era lo mejor, preocupada naturalmente por el pobre aumento de peso de su hijo .. Naty y será que si es suficiente? Será que si queda bien ? Será que si va a mejorar el peso? Mil dudas que nos ponían otra vez distantes de la lactancia natural.  Así que, nada de dudas mamá! Vamos adelante!! una y mil veces le repetía lo perfecto de la naturaleza, y su hijo como lo había aceptado, Jero es todo un campeón! . yo hablaba con el papá por momentos y otra vez con la mamá..acompañando a confiar a dejar fluir a esperar. 

Entró otra persona al proceso, una Pediatra Nutrióloga, la Dra.Ana Cristina Gómez, a quien me le quito el sombrero, ella y yo pudimos conversar de nuestra paciente, a la altura que lo hacen dos profesionales de salud que tienen un objetivo claro y reconociendo la ayuda que el otro pueda brindar, un trabajo en equipo indispensable e impecable  en pro de una familia .. vamos a apostarle a la lactancia!! y empezamos complemento con su propia leche materna.  No saben los días que pasaron Diana y Andrés pensando que tal vez Jero no aumentaría de peso.. era ilógico pensarlo ahora, que ya se pegaba al pecho y tenía una agarre perfecto con tomas envidiables. Esos días volvimos al apoyo emocional.. al acompañamiento incondicional.

Después de la tormenta llega la calma
A la semana fué el nuevo control de peso, yo confiaba  plenamente en lo que estábamos haciendo, pero cruzaba los dedos ( pensaba, si no sube ..todo se viene abajo, recordaba las palabra de Diana, le voy a dar una última oportunidad a la lactancia, Dios que nervios.) y bingo!! Aumentó de peso y muy bien, mamá  feliz , papá feliz..bebé  aún más feliz, asesora y nutrióloga desbordando. La nutrióloga y yo siempre en contacto, contentas por ver el avance del niño con la lactancia.. una vez más se confirma  que la lactancia es mucho más que leche. 

Las enseñanzas

En esta historia, más que dificultades con el bebé, que era el motivo de consulta inicial, puedo decir con certeza que el trabajo mayor fué con su madre. Recobrar la confianza y la seguridad en un medio que a veces juzga, crítica y pone la lactancia como algo imposible, puede resultar complejo. Pero definitivamente ese amor de madre, ese sexto sentido, esas ganas de amamantar a su bebé ganaron!!. Ayer precisamente hablamos nuevamente, habían algunas dudas.. pero adivinen! en su último control, corroboraron que Jero está super bien en sus patrones de crecimiento, es un niño más tranquilo y su mamá la mujer más feliz del planeta. Una mamá empoderada que pudo interponer todas sus dudas y entregarse a su objetivo, una mujer sencillamente admirable, superó la UCI, la confusión de succión, las extracciones frecuentes, la congestión mamaria, el Raynaud, las dudas, la inseguridad, ella tenía una meta clara , me dijo que siempre había soñado con amamantar y lo está logrando, el amor todo lo puede.. junto a la perseverancia y el apoyo. Fué básico contar con su esposo, un gran ser, incondicional, que siempre estuvo atento, dispuesto a lo que fuera necesario para que todo funcionara, sus llamadas preocupado por su esposa nunca las olvidaré, su hijo Jero, nos enseñó su fácil adaptación, y su mejor elección sobre todas las cosas es estar pegadito a su mamá. Gracias familia por haberme permitido acompañarlos, aprendí un montón, estaré eternamente agradecida y comprometida aún más con mi labor.

La lactancia puede no ser fácil al inicio .. pero siempre habrán caminos para continuar.

¿Que tal les pareció la historia? si les gustó, no olviden dar like, dejar sus comentarios y compartir a quien crean que le pueda interesar.

10. Tips para elegir un extractor de leche materna

Cómo les conté en el anterior blog, no todas la madres que amamantan necesitan un extractor de leche materna, pero en caso de invertir en uno, ante todas las posibilidades que hay en el mercado : manual, electrico doble o sencillo, será conveniente tener en cuenta alguna recomendaciones.

  1. Definir el uso que se le dará, no es lo mismo un equipo que se utilizará continuamente a uno que se utilizará eventualmente. EXTRACTORES PARA USO OCASIONAL :
    Son extractores para una sola usuaria y como los cepillos de dientes, no deben prestarse ni revenderse. En este espacio se podrían incluir los extractores manuales o los extractores eléctricos pequeños individuales.  Recomendados para las madres que se separan de sus bebés durante aproximadamente una o dos comidas, una o dos veces por semana y que tengan dificultad con extraerse con sus propias manos , que en este caso sería ideal.
  2. EXTRACTORES PARA USO CONVENCIONAL O REGULAR : Ideales para las madres que trabajan o estudian y tienen jornadas completas fuera de casa, en estos casos funcionarían los extractores eléctricos dobles, pueden proporcionar confianza y eficiencia, importante elegir un equipo que incluya garantía de compra.
  3. La vida útil promedio de un extractor es aproximadamente la misma que la duración de su garantía, constituyendo esto, uno de los motivos por lo que no es aconsejable utilizar extractores usados por otra personas.
  4. Un equipo «viejo» que esté comenzando a desgastarse puede no funcionar tan bien y si no se estimula adecuadamente los pechos, la producción de leche puede verse afectada. Nada dura para siempre, por lo cual será muy necesario estar pendiente del tiempo de uso que recomiendan los fabricantes.
  5. Existen extractores de sistema abierto y de sistema cerrado. El extractor de sistema cerrado tiene una barrera entre el kit de recolección de leche y el mecanismo de la bomba para evitar la contaminación por bacterias / moho / virus / etc. , está diseñado para que ni una gota de leche materna entre en contacto con el diafragma del extractor, un extractor de sistema abierto no tiene barreras.
    Algunos extractores de sistema cerrado en nuestro medio son: Ameda, Ardo, Lansinoh, Medela (lactina y Sinfonia), Espectra. De resto son abiertos y en estos, con mayor razón, lo más recomendable sería uso para una sola usuaria.
  6. Hasta ahora no ha habido casos documentados de que un bebé se enferme debido a la contaminación de un extractor de leche, pero nadie ha estudiado el problema. Sin ningún estudio, es muy difícil decir qué hacer, si encuentra signos de contaminación en su extractor: existe la posibilidad de una enfermedad, pero no sabemos qué tan probable es.
  7. Practicidad: Es importante que el extractor sea fácil de usar, limpiar y montar y lo más liviano posible para los traslados.
  8. Control de succión ajustable: Que tenga el nivel de succión cómodo, que no signifique un sufrimiento para la mamá.
  9. Ventaja de los extractores manuales: son más económicos y menos estorbosos que los eléctricos. Desventajas: puede generar rápidamente cansancio en las manos y solo queda una mano libre.
  10. Ventaja de los extractores eléctricos: Permite la libertad de hacer otras cosas mientras te extraes, por lo que suelen ser más cómodos y como permiten extraer leche de ambos pechos, pueden ser más rápidos. Desventaja : el precio es mayor.

Muchas veces pensamos que entre más costoso es un producto, mejor debe ser su calidad y sus beneficios. Sin embargo, el precio no es siempre un indicativo de que ese producto sea el mejor .

Finalmente les aconsejo: escoger el que mejor se adapte a sus necesidades. Los aspectos a considerar varían según tu ritmo de vida y cercanía con sus bebés, las siguientes preguntas pueden orientarlas al respecto. ¿Cuántas veces al día lo usaré? ¿Lo debo llevar conmigo a todos lados o tendré un lugar fijo para extraerme la leche? ¿Será fácil de desmontar ?

Adoptado de:

https://breastfeedingusa.org/content/article/cpumphttps://kellymom.com/bf/pumpingmoms/pumping/buying-a-used-or-new-pump

https://kellymom.com/bf/pumpingmoms/pumping/buying-a-used-or-new-pump/

Mas información en:

https://www.bebesymas.com/lactancia/que-debo-tomar-en-cuenta-al-elegir-un-sacaleches

Extractores de leche materna, ¿absolutamente necesarios?

Extractor electrico de leche materna. Imagen :Google.

Frecuentemente muchas madres me escriben preguntando que tipo de extractor comprar, incluso desde el embarazo, lo que estaría dando por hecho que los extractores de leche materna son un elemento necesario para la lactancia, es un tema que me había demorado en tocar, porque no quisiera sesgarlo con mi posición de madre, quisiera solo mostrarlo objetivamente desde el punto de vista de mi formación como asesora y consejera de lactancia materna.. pero difícilmente puedo separarlo, es más, considero que con mi experiencia de mamá de dos niños amamantados, trabajadora (con horario flexible), se enriquece el contenido de este blog. así que vamos al grano.

Para iniciar les cuento que la extracción manual, si nada de equipos, (no con extractor manual), tiene muchas ventajas: es ecológica, es económica, minimiza el riesgo de contaminación de la leche, a muchas madres les resulta eficiente y eficaz en términos de cantidad extraída Vs tiempo de actividad y es agíl por que no se tiene que llevar nada consigo, aparte de los frascos o recipientes para almacenar y realizar un buen lavado de manos. Pero veamos, aun así, con todo lo expuesto, ante la pregunta ¿Es necesario comprar un extractor de leche materna? la respuesta como asesora de lactancia sería. depende:

  1. Definida la necesidad de tener reserva de leche extraída, entonces la decisión, dependerá de que tan bien te va con la extracción manual y como te sientas haciéndola, dominar la técnica es clave, además, es un procedimiento sencillo y cómodo, con el cuál muchas madres han logrado hacer sus bancos de leche.
  2. Dependerá del tiempo que estés lejos de tu bebé, por ejemplo, si eres una mamá que trabaja, estudia y/o viaja y quieres, continuar alimentando a tu hijo con leche materna, seguramente deberás hacer un banco de leche previamente, y si no lo logras manualmente, la ayuda de un buen equipo puede ser crucial.
  3. Por otra parte , si eres una mamá que está dedicada al cuidado de tu hijo/a y estas todo el tiempo con él … pues la respuesta es lógica , no es necesario hacer esta compra. En ese caso lo más recomendable, será aprender a realizarse extracción manual y perfeccionar la técnica para tener una reserva pequeña de leche para las veces que por algún motivo, no puedas estar cerca a tu bebé.
  4. Si por algún motivo usted decides hacer lactancia diferida ( no alimentar al bebé directamente del pecho, si no, con leche extraída ) , un extractor podría ayudarte a cumplir este objetivo de una manera eficiente y eficaz.

Como madre que trabaja en horario flexible, ¿cuál es mi opinión?: He usado la extracción manual, la cual me parece es maravillosa, me ha sacado de apuros, es práctica ,podemos ir moviendo nuestras manos, en dirección del objetivo, siempre la enseño a las madres que conozco, pero también opino que un buen extractor nos podría facilitar la vida. Aquí un ejemplo, He recogido entre 4 y 5 onzas de un pecho, con la mano en 5 minutos, cómo también lo he con el extractor. Yo intercalo la extracción de las dos maneras, unas veces con la mano, otras veces con un equipo eléctrico. El extractor, por ejemplo, me ha ayudado cuando estoy por fuera varias horas y necesito extraerme frecuentemente, y la extracción manual me ha ayudado en muchos espacios, donde prefiero no llevar muchas cosas conmigo y ser más práctica.

CONCLUSIONES

Mi posición como asesora de lactancia será siempre orientar sobre todas las posibilidades para lograr la extracción de leche materna y permitir que sean las familias las que elijan el método de acuerdo a sus necesidades. ( a todos les enseño extracción manual como base.).

NO TODAS LAS PERSONAS NECESITAN UN EXTRACTOR , Y NO TODOS LOS EXTRACTORES LES FUNCIONAN A TODAS.

Lo importante finalmente será revisar cada familia sus necesidades y los requerimientos de sus hijos para saber si es necesario invertir o no en un dispositivo de estos.

En una próxima entrada hablaremos de cómo elegir un extractor.

LACTANCIA MATERNA Y REGRESO AL TRABAJO: ¿QUÉ DICE LA LEY EN COLOMBIA?

Imagen: Pixabay

Recuerdo mucho el primer dia que ingresé a trabajar luego de mi licencia laboral, posterior al nacimiento de mi primer hijo… eso ya hace 4 años y medio aproximadamente, salí de mi casa como decimos coloquialmente, con “la lágrima a flor de piel”, pero el que menos quería que me viera triste era mi bebé, así que escondí esa tristeza mientras me despedía, pero la retome tan pronto iba en dirección a mi trabajo, no es fácil volver a empezar, no es fácil en ocasiones sonreír cuando los amigos o compañeros de trabajo te saludan alegremente, por que como yo, algunas mujeres vamos ese dia con un “taco en la garganta”…ya reintegrada en el trabajo el cual amé, había algo que me alegraba mucho y me hacía sentir plena y satisfecha, como que compensaba de alguna forma la lejanía de mi bebé; Era el tema de la extracción de leche materna, por esos cortos minutos, que veía videos y foticos de mi hijo, mientras me extraía , me sentía además dichosa de poder continuar alimentándolo de mi leche y saber de alguna manera que la conexión continuaba; Otro dia les hablaré de todo lo que implica el reingreso al trabajo, pero ahora centrémonos en esas dudas e inquietudes laborales a las que toda madre se enfrenta cuando amamanta a su hijo exclusivamente y debe volver a trabajar. 

¿Qué derechos tenemos legalmente en Colombia, en cuanto a lactancia materna, cuando nos reintegramos al trabajo?

Es muy importante saberlo, ya que, de acuerdo a estas condiciones, las nuevas madres debemos organizarnos para lograr el objetivo de continuar alimentando a nuestros hijos con lactancia materna exclusiva aun estando separados por la jornada laboral.

¿Cuánto tiempo, es el descanso remunerado durante la lactancia?

El empleador está en la obligación de conceder a la trabajadora dos descansos, de treinta (30) minutos cada uno, dentro de la jornada laboral, sin descuento alguno en el salario por dicho concepto, durante los primeros seis (6) meses de edad. (artículo 238, del código sustantivo de trabajo).

El empleador también está en la obligación de conceder más descansos que los establecidos, si la trabajadora presenta certificado médico en el cual se expongan las razones que justifiquen ese mayor número de descansos.

¿Se pueden acumular las horas de lactancia y salir un dia completo del trabajo para estar con el bebé?

No, lo que se puede hacer en algunos casos, es que la madre de común acuerdo con su empleador puede unificar estos dos períodos y tomarlos al comienzo o al final de la jornada para amamantar directamente al pecho a su bebe, lo que es claro es que no se podrían unir las horas de varios días o semanas.

¿En qué lugar debería hacerme la extracción de leche materna en el trabajo?

Inicialmente, puedo decir que muchas madres tienen esta inquietud durante su licencia de maternidad, ya que muchos lugares de trabajo no cuentan con un espacio definido para tal fin y lamentablemente las mujeres piensan que el único lugar adecuado para extraerse la leche sería en el baño de su oficina, lo cual dadas las condiciones de higiene o asepsia del lugar no es adecuado ni mucho menos recomendable. ¡Eso como pensar en preparar la comida en un baño!! Así que esto no puede ser la solución. La extracción de leche materna debe hacerse en un lugar limpio, donde puedan estar cómodas y tranquilas por lo menos durante los pocos minutos que dura el procedimiento. Lo ideal sería que cada mujer pueda acordar con su empleador esos momentos del dia que require para realizar extracción de leche y el lugar donde lo hará, es un diálogo que no debe dar pena ni temor, hacerlo ni exigirlo.

ENTÉRATE, EXISTE UNA LEY QUE HABLA SOBRE EL LUGAR DE EXTRACCIÓN DE LECHE EN EL TRABAJO

En Colombia, la ley 1823 del 4 de enero de 2018, la cual es relativamente nueva; Tiene por objeto adoptar la estrategia Salas Amigas de la Familia Lactante del Entorno Laboral en entidades públicas y empresas privadas de conformidad con el artículo 238 del Código Sustantivo del Trabajo. Es decir, esta ley obliga a que las instituciones con ciertas características, tengan un espacio optimo y digno para que las mamás puedan extraer la leche materna, conservarla en condiciones adecuadas y luego trasportarla a casa, sin que afecte la hora de lactancia.

¿Qué instituciones deben adherirse a esta norma?

 Entidades públicas y entidades privadas, en el caso de las empresas privadas, están obligadas las que tienen capitales iguales o superiores a 1500 salarios mínimos o las que tengan capitales inferiores a ese monto, pero que tengan más de 50 empleadas.

¿Desde cuándo rige la ley?

El plazo establecido por la ley para implementarlo en las empresas públicas fue de 2 años, en las privadas, fue de 5 años, aunque ya algunas grandes empresas desde el año pasado están ofreciendo un espacio adecuado para la lactancia, así mismo en varias entidades públicas de Medellín ya están funcionando.

CONCLUSIONES

-Legalmente existe un tiempo laboral destinado para favorecer la lactancia materna, cada mamá debe establecer diálogo con su empleador y acordar en que momento tomará su hora de lactancia y/o la distribución del mismo.

-Teniendo el respaldo laboral, la idea es promover y continuar la lactancia materna favoreciendo esos momentos que las madres necesitan para extraerse dentro de la jornada, importante optimizar el tiempo de las extracciones para que esto tampoco favorezca o apoye el ausentismo laboral.

-Todas las madres tienen los mismos derechos, sin hacer diferencia entre el tipo de alimentación que elija para su bebé.

Enlaces de interés

Ley 1823 , 4 de enero de 2017 «POR MEDIO DE LA CUAL SE ADOPTA LA ESTRATEGIA SALAS AMIGAS DE LA FAMILIA LACTANTE DEL ENTORNO LABORAL EN ENTIDADES PÚBLICAS TERRITORIALES Y EMPRESAS PRIVADAS Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES» http://es.presidencia.gov.co/normativa/normativa/LEY%201823%20DEL%204%20DE%20ENERO%20DE%202017.pdf

Mintrabajo preguntas frecuentes maternidad http://pqrsd.mintrabajo.gov.co/atencionenlinea/preguntasfrecuentes.jsp?q=categoria&v=183

Crisis de lactancia: 3 meses de vida

Podría decir que la crisis de lactancia de los 3 meses de vida,  es quizá la prueba de fuego de lactancia materna exclusiva, por que hay varios cambios con la lactancia  estable , placentera y tranquila, que posiblemente se vivía hasta este momento; Veremos unos cambios  en la parte fisiológica de la producción de la leche,  los cuáles afectan directamente a la mamá y otros cambios relacionados con el desarrollo evolutivo del bebé. Todas situaciones normales, para algunos binomios madre-hijo, será más fácil vivirlos y solucionarlos que para otros otros.
Cambios en el bebé

Ya no pide pecho , ni necesita estar comiendo frecuentemente, la mamá le ofrece con la misma frecuencia que antes y el bebé lo rechaza, con estos mega cambios..  las madres podemos tener pensamientos positivos y otros no tanto , el problema es que si dejamos que los pensamientos negativos nos invadan, en los tres meses podemos caer en abandonar la lactancia , empezar con la eterna duda: mi leche si será suficiente? o peor aún mi hijo no quiere mi alimento, todos esos supuestos son peligrosos si lo que queremos es continuar con lactancia materna exclusiva.

Solo parecen que están comiendo bien y tranquilos cuando se van a dormir, las otras tomas pueden ser caóticas ya que se pueden tornar inquietos cuando están pegados al seno.

El bebé engorda menos, lo cual es perfectamente normal a medida que crecen.

Puede haber disminución en la frecuencia de las deposiciones del bebé, como las deposiciones en cierta medida nos indican los ingresos alimenticios del bebé, al haber disminución tendemos a pensar que los bebés no están comiendo lo suficiente.

¿Por qué ocurre?
Los bebés ya son unos expertos en tomar lo que necesitan de alimento, lo hacen tan rápidamente, que ya no se demoran tanto en el pecho, además los cambios visuales (antes veían sombras, ahora pueden identificar los rostros cercanos) , hacen que el mundo exterior ofrezca un sin fin de posibilidades para observar y sea más llamativo mirar a otras partes. En esta etapa «sueltan el seno por ver el vuelo de una mosca» y a menudo rompen en llanto al poco rato de haber empezado a mamar.

Cambios en la producción de leche
Los pechos congestivos, a veces duros , otras veces «gotiando leche» frecuentemente , pueden quedar en el olvido para muchas madres; A los 3 meses, podemos notar nuestros pechos blandos y obviamente , lo primero que solemos pensar es: se está acabando la leche!!.

¿Por qué ocurre?
la glándula mamaria está preparada para fabricar la leche en el momento que el niño la requiera, y el cuerpo tarda sólo 2,2 minutos en desencadenar el reflejo de eyección y proveer al niño de toda la leche que le hace falta. Lo cierto, sin embargo, es que los niños suelen mostrarse molestos con este cambio. Estaban acostumbrados a encontrar la cantidad de leche que ellos querían nada más con ponerse al pecho, pero ahora tienen que succionar, esperar unos minutos y volver a mamar.

¿ Qué hacer ante todos estos cambios?
Son cambios grandes, respecto a lo que estábamos viviendo en anterioridad con la lactancia, por tanto la prueba de fuego está en entenderlos , sacar nuestras reservas de confianza y paciencia,  el cuerpo materno es muy sabio y modifica el sistema de producción de leche para optimizar el proceso. La crisis de los tres meses es perfectamente superable, si entendemos estas situaciones  y las manejamos de forma adecuada. Ten paciencia, también es la crisis más larga, en algunos casos dura todo el mes,  es necesario entender que ya a esta edad la producción de leche se estabilizó en oferta y demanda, así que con mucho amor a tu bebé  y confianza todo pasará.

Entiende en llanto de tu bebé y consuélalo cuando sea necesario.

Es probable que los «opinólogos», empiecen a darte mensajes como: si estará lleno? por qué llorará tanto? y es que no duerme? .. entonces: a palabras necias, oidos sordos, si tu bebé venía aumentando bien de peso y se encuentra bien en su estado de salud, no hay de que preocuparse.

También es importante que tengas claro que no todos los bebés manifiestan estos cambios, y de hacerlo también es probable que muchas madres no los perciban y eso es magnífico, tener la información te ayudará a saber como actuar y a no sucumbir con la lactancia.

Algunos tips sobre cómo los superé 

En realidad me pareció larga y a pesar de lo que he aprendido en lactancia materna , en algunos momentos tengo que reconocer que  también dude como muchas otras madres. La lactancia entre otras cosas ha hecho que confié más en mi, no solo en esto si no  en muchos otros aspectos de mi vida.

¿cómo lo superé?

* Cuando Simón estaba irritable , cambié el lugar dónde lo amamantaba usualmente , me ubicaba debajo de cuadros u objetos que lo obligarán a visualizar algo diferente, así, él se disponía a mirar otras cosas y se concentraba en el pecho.

*Algo muy lindo, es que también, en esta etapa los bebés estiran sus manitas y nos acarician, así que muy a menudo me puse un collar llamativo, me ponía hebillas o accesorios en el cabello para que se estimulará su visión y con ello lograba obtener su atención en el pecho.

* Estuve tranquila y siempre diciéndome:  Es pasajero , no hay de qué preocuparse, y así,  ni cuenta me dí cuando terminó.

*Por último y desde que los conozco, no los dejo de recomendar NUNCA ,  el porteo y el colecho. Para mí tenerlo cerquita durante el dia y poder dormir junto a él en la noche, son piezas claves para la lactancia, las amo y me ayudaron a superar estas y muchas crisis y situaciones, no solo de lactancia.

Adaptado de : Alba Lactancia Materna.

Más información: